Estamos lejos de las tasas de interés necesarias para bajar la inflación al 2%. Lagarde informa de tres a cuatro ascensos adicionales

Los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) seguirán subiendo en los próximos meses. El aval lo dio la presidenta de la autoridad monetaria, Christine Lagarde, el día que anunció la segunda subida consecutiva (y la mayor jamás registrada en la zona euro). Señaló otros tres o cuatro cambios, aunque destacó que esto se decidirá dependiendo de cómo se desarrollen los datos económicos.

«Dada nuestra evaluación actual, esperamos que en varias reuniones futuras elevemos aún más las tasas de interés para reducir la demanda y protegernos contra el riesgo de una transición al alza debido a las altas expectativas de inflación», explicó Christine Lagarde durante la conferencia de prensa que siguió antes de la Junta de Gobernadores.

El jueves, los responsables de la política monetaria avanzaron con un aumento de 75 puntos básicos en las tasas de interés clave, después de los 50 puntos básicos de julio. A partir del 14 de septiembre, el tipo de interés aplicable a las operaciones principales de financiación se eleva al 1,25%, mientras que el tipo aplicable a la facilidad marginal de crédito se eleva al 1,5% y el de los depósitos al 0,75%. Aunque hubo «puntos de vista diferentes sobre la mesa» de los gobernadores y miembros de la junta, la decisión resultó ser unánime. «Tuvimos que actuar con determinación», dijo.

Un aumento récord de 75 puntos básicos no será la norma
Preguntada sobre hasta dónde podrían llegar los tipos de interés, Christine Lagarde aseguró que «estamos lejos de los tipos de interés necesarios para llevar la inflación al objetivo del 2%». ¿Y cuántas son «varias» reuniones? «Vamos a seguir subiendo las tasas de interés en cada reunión. Diría que tal vez más de dos (incluida esta) y menos de cinco. Si tres o cuatro, lo dejo en sus manos», respondió.

En cuanto al tamaño de cada aumento, el presidente del BCE explicó que un aumento récord de 75 puntos básicos no será la «norma», pero enfatizó repetidamente que cada decisión se tomará en función de los datos económicos. “Lo que sé hoy es que el 0% no es la tasa neutral y nosotros tampoco”, dijo.

Cuando fue criticado por haber empezado a subir los tipos de interés más tarde que sus homólogos estadounidense y británico, Lagarde descartó que el BCE estuviera retrasado en el curso de la normalización: «estamos en un camino que empezó en diciembre y no queremos imitar a ningún otro». Banco Central».

Este cambio profundo con la primera subida de tipos en 11 años se debe al aumento de la inflación en la zona euro, que sigue sin dar señales de disminuir. Los últimos datos apuntan a una aceleración del 9,1% en agosto, frente al 8,9% de julio. Y el BCE no espera una relajación, habiendo revisado al alza sus proyecciones para los próximos años, aunque más pesimista sobre el crecimiento económico.

Es demasiado pensar en reducir la deuda

En cuanto al programa de compra de deuda, el BCE ya ha puesto fin a las compras netas, pero mantiene una estrategia de reinversión. Reafirmó este jueves que seguirá reinvirtiendo los montos de los bonos comprados bajo el programa regular (APP) «por un período largo» y el programa pandemia (PEPP) al menos hasta fines de 2024.

Christine Lagarde explicó que es «prematuro» pensar en reducir el monto de la deuda en el balance del banco central, es decir, seguir adelante con una estrategia de «ajuste cuantitativo». “Ahora nos estamos enfocando en lo que consideramos que son los instrumentos de política monetaria más apropiados y, por ahora, creemos que lo más apropiado es cambiar las tasas de interés”, dijo.

También del «escudo» anticrisis no salió ninguna noticia de la reunión del BCE del jueves. En julio, la autoridad monetaria creó un nuevo instrumento para evitar la especulación y las dificultades de los países más endeudados (incluidos Portugal, España, Italia y Grecia) tras las subidas de tipos de interés.

Hay una serie de criterios para la activación del Instrumento de protección de la transmisión (TPI), que aún no se han producido. Preguntada al respecto, Christine Lagarde dijo que no tenía grandes noticias, dejando solo una garantía para el futuro: «estamos listos para usar el ICC. No lo dudes».

(Noticia actualizada a las 15:30 horas)

Sosimo Fallas

"Gurú de la televisión. Analista. Adicto al alcohol de toda la vida. Amigable especialista en tocino. Nerd de Twitter".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.