Marruecos lamenta las declaraciones de Borrell sobre el conflicto del Sáhara Occidental

“Lamentamos estas declaraciones porque no reflejan la posición de España ni de la Unión Europea”, dijo Burita a los periodistas en una rueda de prensa conjunta con su homóloga alemana, Annalena Baerbock.

Burita se refería a las declaraciones de Borrell en una entrevista con RTVE, en la que decía que «hay que hacer una consulta para que el pueblo saharaui pueda decidir sobre su futuro».

Las declaraciones, aclamadas por el Frente Polisario, el movimiento revolucionario a favor de la autonomía del Sáhara Occidental, fueron ampliamente difundidas en la prensa marroquí y criticadas por los políticos marroquíes.

Burita dijo hoy que mantuvo «una discusión abierta» con Borrell y añadió que el Alto Representante le corrigió después en una «entrevista concedida al [agência noticiosa] EFE y en un comunicado diplomático en Bruselas» que «respalda los esfuerzos de Naciones Unidas», así como valora los «esfuerzos serios y creíbles» de Marruecos.

Este miércoles, Borrell desarrolló su posición y sostuvo que el problema del Sáhara «debe pasar por una solución consensuada entre las partes» y «en el marco de las resoluciones de Naciones Unidas».

«No expresamos una preferencia en cuanto a cómo se debe hacer esto. Eso depende de ambas partes. . [Staffan] De Mistura”, añadió el Alto Representante.

Respecto a las declaraciones iniciales del Alto Representante, el ministro marroquí ha dicho que espera que se trate de «un desliz de lengua por parte de Borrell» y, en la rueda de prensa de hoy, ha acogido con satisfacción el apoyo alemán al plan de autonomía marroquí como solución al Sáhara Occidental conflicto.

La cuestión del Sáhara Occidental, antigua colonia española considerada por la ONU como «territorio no autónomo», enfrenta desde hace décadas a Marruecos con los separatistas saharauis del Frente Polisario.

Rabat, que controla casi el 80% de este territorio, propone un plan de autonomía dentro de su soberanía. El Frente Polisario exige un referéndum de autodeterminación patrocinado por la ONU, que estaba previsto cuando se acordó un alto el fuego en 1991 pero que nunca se materializó.

España ha argumentado durante mucho tiempo que el control de Marruecos del Sáhara Occidental es una ocupación y que un referéndum patrocinado por la ONU debería ser la forma de decidir el futuro del territorio.

Eufémia Veras

"Adicto a la cultura pop apasionado. Pionero orgulloso del tocino. Analista ávido. Lector certificado".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.