Scholz defiende el oleoducto desde Portugal y por España y Francia

En rueda de prensa, Scholz lamentó que este enlace aún no se haya construido, porque ahora permitiría hacer una «gran contribución» al abastecimiento del norte de Europa, debido a la crisis energética surgida tras la guerra en Ucrania.

El canciller, citado por la agencia Efe, añadió que había hablado con sus compañeros de Portugal, España y Francia y con el presidente de la Comisión Europea para impulsar este proyecto, porque la existencia de vínculos con el norte de África ayudaría a diversificar la oferta.

Un gasoducto de estas características «solucionaría los problemas actuales», añadió la canciller alemana, quien subrayó los esfuerzos de su Gobierno para reducir la dependencia energética de Rusia y admitió que los precedentes no contemplaban esta posibilidad.

«Todos los gobiernos, todas las empresas deben tener en cuenta que las situaciones pueden cambiar y prepararse si eso sucede», dijo Scholz, tras reconocer que la actual coalición de gobierno (socialdemócratas, verdes y liberales) estaba «sorprendida» por la falta de alternativas. a una posible reducción en el suministro de gas ruso.

Pese a esta situación, el mandatario alemán subrayó que era posible «en un tiempo récord» buscar alternativas para garantizar el suministro de gas el próximo invierno, pero admitió que «va a costar más».

Los campos de gas alemanes han alcanzado en torno al 75% de su capacidad, según los últimos datos de la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzagentur), nivel que según los objetivos del Gobierno debería alcanzarse el 1 de septiembre.

El gobierno alemán se había fijado como objetivo que los depósitos alcanzaran el 75% de su capacidad el 1 de septiembre, llegando al 85% el 1 de octubre y al 95% el 1 de noviembre, nivel suficiente para garantizar el suministro durante todo el invierno.

Sin embargo, este desarrollo depende del suministro continuo de gas ruso a través del gasoducto Nord Stream.

Gazprom de Rusia cerró los suministros por completo a mediados de julio, citando la necesidad de tareas de mantenimiento. Cuando se restableció el servicio, el volumen se redujo al 20 % de su capacidad desde el 40 % anterior.

Dentro de la coalición de gobierno alemana, actualmente difieren las opiniones sobre la posibilidad de posponer el final de las tres últimas centrales nucleares que siguen en servicio y que deberían dejar de operar hasta finales de este año.

Los Verdes rechazaron esta posibilidad, aunque sin descartarla por completo.

Los liberales proponen que esto se aplace a 2024 y abogan por la reactivación, si es necesario, de otra planta que estuvo fuera de servicio el año pasado.

Actualmente, las tres centrales nucleares aún en funcionamiento aportan el 6% del suministro eléctrico.

EO // EA

Por Noticias Impala / Lusa


Eufémia Veras

"Adicto a la cultura pop apasionado. Pionero orgulloso del tocino. Analista ávido. Lector certificado".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.