Gobierno garantiza que se han respetado acuerdos con España por caudales del Tajo, garantiza Gobierno – Observador

El secretario de Estado, João Paulo Catarino, dijo este sábado que no veía razón para que el tema de los caudales del Tajo sea el «tema principal» de la cumbre ibérica, porque los acuerdos con España «se han cumplido».

En declaraciones a los periodistas en Abrantes, al margen de una reunión con alcaldes de la región del Medio Tejo, el secretario de Estado de Conservación de la Naturaleza y Bosques, João Paulo Catarino, dijo que la Agencia Portuguesa de Medio Ambiente (APA) y su homóloga española han estado «monitorizando permanentemente» los caudales del Tajo y que esta relación «ha sido muy positiva».

El tema de los flujos aún puede estar sobre la mesa [na próxima Cimeira Ibérica, no outono] pero, hasta ahora, se cumplieron y no hay razón para que ese sea el tema principal de la Cumbre”, subrayó João Paulo Catarino, cuestionado sobre este tema.

El funcionario señaló, por otro lado, que en el tramo entre la frontera española y Constancia, donde desemboca el río Zêzere, afluente de la margen derecha del Tajo, «más del 70% del agua proviene de España».

PUB • CONTINÚA LEYENDO A CONTINUACIÓN

“Por cierto, está la convención de Albufeira que dice qué flujos debemos tener anuales, trimestrales y semanales, y en el día a día se articuló entre la APA y su contraparte española para que esos flujos se retomen, hicimos un esfuerzo , hubo un diálogo fuerte en ese sentido”, reafirmó.

Los españoles, ha señalado, que «han sido sensibles» en cuanto a los caudales que llegan al territorio nacional, también viven una situación de extrema sequía en su territorio, con «contenidos hidrológicos» en la cuenca del Tajo «peores» que los matriculado en Portugal.

Sobre la reunión de trabajo que reunió al gobierno, la APA y los representantes de los municipios de la región hidrográfica del Tajo, João Paulo Catarino no dio muchos detalles, aunque explicó que el encuentro se desarrolló «en un contexto de sequía» para hacer «un inventario». punto» de las medidas que el Ejecutivo puso en práctica ya en febrero y que fueron solicitadas como «medidas estructurales».

Si bien en ese momento la sequía aún no era perceptible para la mayoría de los portugueses, el gobierno, teniendo en cuenta los indicadores, comenzó a tomar medidas, basadas en el principio de ahorro de agua y eficiencia hídrica. También ha llevado a los alcaldes a tomar medidas en esa dirección y estamos completamente alineados”, garantizó João Paulo Catarino.

El secretario de Estado, sin embargo, admitió que agosto y septiembre son «preocupantes para el gobierno» ya que no hay indicios de cuándo terminará el período de sequía.

João Paulo Catarino reveló, por otro lado, que en los últimos 20 años el agua disponible en la cuenca del Tajo ha disminuido un 20%, y se espera que en los próximos 20 años pueda reducirse entre un 20% y un 30%. subrayando la necesidad de medidas estructurales para almacenar agua, como las ya anunciadas por el Gobierno y que están en estudio.

El Secretario de Estado nombró específicamente la construcción de un túnel entre el río Zêzere y el río Tajo, hasta un área más arriba de Constância, junto a Belver y también un «mejor uso» del río Ocreza, posiblemente con la construcción de un nuevo presa «desde cero», para completar la existente en Pracana, o para aumentarla.

“El río Ocreza es el que tiene condiciones más cerca de la frontera con España para almacenar más agua de la que tiene almacenada, solo tiene la presa de Pracana, que tiene una capacidad relativamente baja”, declaró.

Los estudios en curso, subrayó João Paulo Catarino, deben conducir a la presentación de soluciones “en septiembre o hasta fin de año”.

En cuanto a la financiación de estas medidas estructurales, el secretario de Estado ha explicado que podrían estar vinculadas a la nueva concesión de la presa de Cabril, en el río Zêzere, cuya actual concesión finaliza el 31 de diciembre.

“Y eso es todo lo que le señalamos a los alcaldes, para decirles que estamos trabajando en medidas temporales, pero también estructurales”, dijo.

Preguntado en concreto por la presa de Cabril y quienes defienden su uso para contribuir a la regulación de caudales en el Tajo, João Paulo Catarino volvió a mencionar la nueva concesión: “el contrato de concesión se redactará en este sentido. [utilizada para ajudar a regularizar caudais no Tejo] y siendo conscientes de esta necesidad que tenemos, es decir para el 31 de diciembre, es posible”, dijo.

El responsable también ha recordado que la presa de Cabril «fue una de las que se acondicionaron a la producción de energía a partir de febrero» y que actualmente «tiene el agua que se puede tener».

Todavía no está en un período crítico. Si todavía produce energía, hay una cuota por debajo de la cual no está permitido y que se cerrará. Si produce energía es porque garantiza el caudal ecológico que toda represa debe garantizar”, argumentó.

En declaraciones a la prensa, el secretario de Estado volvió a descartar la posibilidad de que el gobierno limite el uso del agua para consumo humano.

“Esa no es una posibilidad, porque por el momento no hay restricciones en el uso del agua para consumo humano. De hecho, el gobierno ha garantizado que el consumo humano está garantizado para los próximos dos años, por lo que no es una posibilidad”, dijo.

Eufémia Veras

"Adicto a la cultura pop apasionado. Pionero orgulloso del tocino. Analista ávido. Lector certificado".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.