El regreso de Juan Carlos a España crea polémica y divide a las partes

El regreso de Juan Carlos a España para una visita de cinco días tras casi dos años de «exilio» vuelve a generar un intenso debate político en el país sobre su figura, así como sobre el papel de la monarquía.

Juan Carlos ha pisado esta tarde suelo español, tras pasar 655 días en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos), país en el que se instaló en una decisión histórica, tras la polémica suscitada por las denuncias de sus negocios en el extranjero y la decisión del Tribunal Supremo. de Justicia a investigar.

Tras la decisión del Ministerio Fiscal del 2 de marzo de archivar el caso, el rey emérito escribió a su hijo, Felipe VI, cinco días después, expresando su deseo de regresar a España y «lamentándose sinceramente» por la forma en que llevó su vida privada.

Al día siguiente de la publicación de la carta, el presidente del Gobierno socialista español, Pedro Sánchez, insistió en que creía que Juan Carlos debía dar una explicación al pueblo español por sus actividades económicas que lo situaron en el centro de atención de la justicia y que consideró «decepcionantes». .

La portavoz del Ejecutivo español, Isabel Rodríguez, ha asegurado esta semana, tras conocer que el rey emérito visitaría España, que las «consideraciones» realizadas por el jefe del Ejecutivo «son más válidas hoy que ayer», y ha precisado que el Gobierno no tiene nada que decir sobre la «decisión personal» de Juan Carlos de ir al país.

La secretaria general adjunta del Partido Socialista (PSOE), Adriana Lastra, ha descartado hoy cualquier implicación del Gobierno en el regreso del rey emérito a España, que considera una decisión personal que «no tiene nada que ver» con el ejecutivo y que «solo la Casa Real puede hablar».

«La información que hemos tenido en los últimos años sobre Juan Carlos» es muy preocupante […] para el establecimiento [monárquica]“, ha declarado hoy la ministra de Economía y número dos del Gobierno, la socialista Nadia Calviño, y ha añadido: “Creo que sin duda tendrá que dar explicaciones”.

Está previsto que el ex monarca llegue esta tarde a Sanxenxo, Galicia, para participar este fin de semana en una regata de vela a la que asistirá el «Bribon», el yate con el que fue campeón del mundo en 2017.

El presidente del Partido Popular (derecha), principal partido de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, expresó esta semana su apoyo al regreso del rey emérito, porque ya no tiene «casos pendientes», por lo que tiene «pleno derecho a visitar España». «. .

Feijóo también acusó al PSOE y Unidas Podemos (extrema izquierda), socios en el Gobierno en minoría, de volver a «corroer» al Estado español, aprovechándose de esta jugada del rey Juan Carlos.

Los principales detractores de Juan Carlos y de la institución monárquica son los partidos de extrema izquierda y las numerosas formaciones autonómicas, principalmente las de carácter nacionalista e independentista, que se han hecho oír, sobre todo por su asidua presencia en los medios de comunicación.

La número tres del ejecutivo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos, ha reafirmado hoy que el rey emérito debe rendir cuentas a los españoles tras su comportamiento «claramente cuestionable», al considerar necesario dar explicaciones sobre la propia «dignidad» . de la Casa Real.

Por su parte, la portavoz del Gobierno regional catalán, que defiende la independencia de esta comunidad autónoma, criticó esta semana que Juan Carlos haya «garantizado la impunidad de por vida», porque considera una «injusticia» que pueda enviar De vuelta a España, por el contrario, los separatistas, «reprimidos y exiliados».

Sujeto a revelaciones de prensa cada vez más comprometedoras sobre su estilo de vida y su riqueza oculta, Juan Carlos salió de España el 3 de agosto de 2020 para comenzar un «exilio» dorado en los Emiratos Árabes Unidos.

Estos casos llevaron al actual Rey de España e hijo de Juan Carlos, Felipe VI, a anunciar en marzo de 2020 que renunciaba a cualquier herencia futura a la que tuviera derecho de su padre y que retiraba también las asignaciones anuales que le correspondían. beneficiándose

Juan Carlos, que ahora tiene 84 años, se convirtió en rey en noviembre de 1975 y fue jefe de Estado de España hasta que abdicó en favor de su hijo en junio de 2014, luego de desempeñar un papel fundamental a fines de la dictadura de Franco, para la transición de España a un estado democrático.

El lunes, Juan Carlos viajará a Madrid para reunirse con su hijo, el Rey Felipe VI, la Reina Sofía y otros miembros de su familia en el Palacio de la Zarzuela, en las afueras de la capital española, y el mismo día regresará a Abu Dabi, donde él «ha establecido su residencia permanente y estable».

El regreso a España tras casi dos años de exilio en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) se enmarca en el deseo del Rey Emérito de «visitar España con frecuencia para visitar a su familia y amigos, y organizar su vida personal y su lugar de residencia». en el ámbito privado», añade una nota de prensa de Casa Real publicada este miércoles.

Juan Carlos vive en Abu Dhabi desde agosto de 2020, tras un escándalo financiero vinculado al presunto cobro de supuestas comisiones millonarias por las obras del tren de alta velocidad a La Meca (Arabia Saudí), entre otros casos, que ya han sido archivados. por la Corte de España. .

El pasado domingo, Felipe VI habló por teléfono con su padre y ambos acordaron encontrarse en Madrid, cuando el rey emérito visitara España.

La Fiscalía Anticorrupción española archivó los expedientes abiertos el 2 de mayo, uno sobre el presunto cobro de 65 millones de euros en comisiones por la construcción del tren de alta velocidad Medina-Meca, otro sobre supuestas donaciones no declaradas y un tercero sobre sospecha de tener fondos ocultos en paraísos fiscales.

Nita Camerino

"Explorador. Defensor de la comida. Analista. Practicante independiente de tocino. Futuro ídolo adolescente. Orgulloso experto en cultura pop".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.