«El próximo presidente del Gobierno español será Núñez Feijóo»

Portugal y España han sido gobernados en los últimos años por coaliciones antes impensables, en Portugal con los comunistas y la izquierda radical y en España con estos últimos e incluso con los nacionalistas. ¿Cómo explica que los partidos socialistas tradicionales hayan derribado «estos muros» para llegar al poder?


En el caso de España, la falta de escaños parlamentarios creó la coalición del PSOE de Pedro Sánchez con los comunistas de Podemos y apoyada por los nacionalistas y el partido heredero de lo que fue ETA, haciendo al Gobierno más autoritario y perjudicial para el empleo y la unidad nacional. . Es el Ejecutivo que más ha legislado por decreto sin consenso parlamentario en toda nuestra democracia. Vienen a los gobiernos a negociar cualquier cosa, y una vez allí, toda la política está diseñada para mantenerse en el poder a través de la erosión y el control de las instituciones, como lo harán ahora con el sistema de justicia. Y todos pagamos por su debilidad y su fragmentación. Lejos del consenso mayoritario, buscan ilegitimar al adversario.


A la derecha, ¿cómo analiza la fragmentación en curso? Aquí también hay muchas similitudes en la Península Ibérica, entre Vox y Chega y entre Ciudadanos e Iniciativa Liberal.


En Madrid ganamos las elecciones del año pasado por amplia mayoría, ganando más escaños que toda la izquierda junta. Esto nos permite gobernar solos, con total libertad, sin dependencia de otros partidos. Y esto es lo que ocurrió en Andalucía hace unas semanas, donde el PP ganó con mayoría absoluta, consolidándose como partido principal. Entonces esta fragmentación está desapareciendo poco a poco y eso es bueno para España.


El próximo Parlamento español podría volver a ser uno de los más fragmentados de la historia de la democracia. ¿Cómo superar las dificultades de crear soluciones estables o mayoritarias en este escenario?


Estoy convencido de que el PP, liderado por Nuñez Feijóo, obtendrá un excelente resultado en las próximas elecciones generales. Una amplia mayoría que permita formar un gobierno fuerte con capacidad para sacar al país de la grave crisis económica a la que nos está llevando la política del actual gobierno, que está provocando la deuda, el déficit, que está empobreciendo. la renta media con subidas de impuestos y patronazgos que, además, nunca satisfacen y que dividen a la sociedad con debates estériles que no son prioritarios. Mientras tanto, abandona otros debates como el hecho de que cada vez nacen menos niños o la soledad no deseada, que se está convirtiendo en una nueva pandemia y que afecta principalmente a pequeños y mayores. Los jóvenes nos necesitan y nadie habla de ellos excepto para hacer promesas electorales.


El PSOE está en el poder desde 2018. ¿Cómo ve estos últimos años de gobierno socialista?


El presidente Sánchez no tenía un plan para España, sino un plan personal para mantenerse en el poder. Es una muy mala noticia para España que su Gobierno coincida en determinados temas con el brazo político de ETA o con los responsables del intento de golpe de Estado en Cataluña de 2017. Y es especialmente grave como la unidad de España, el Estado de derecho, la independencia de justicia o separación de poderes. Pero es posible salir del socialismo, lo demostraremos con números, entusiasmo y trabajo.


¿Es posible un cambio cíclico en 2023?


No solo es posible, como apuntan todas las encuestas en España, sino que es urgente para mi país. Mientras el PP no llega al gobierno de la Nación, el de la Comunidad de Madrid es el gobierno que están perdiendo los españoles. Un lugar de equilibrio político donde bajemos los impuestos, respetemos la pluralidad, apoyemos los negocios y defendamos la cultura, la libertad y la vida.


¿Cómo explica el acuerdo entre el PSOE y EH Bildu sobre la ley de memoria democrática y qué repercusiones puede tener?


Es la mayor infamia política de la historia reciente de España. El presidente del Partido Popular ya se comprometió a destituirlo en cuanto llegue al gobierno.


Hace unos meses, el PP fue amenazado con una guerra interna cuando acusó a los líderes de su partido de armar un caso contra él, implicando a su hermano en el proceso de adjudicación de un contrato, sin licitación, para el suministro de mascarillas. Dice que fue espiado a petición de dirigentes del PP cercanos a Paulo Casado. ¿Cómo puedes explicar todo lo que pasó?


No hay explicación. Fue una estupidez que nunca debería pasarle al Partido Popular. Recientemente, la Justicia cerró el expediente de este contrato porque todo fue absolutamente legal y transparente. El gobierno que presido ha dedicado honorablemente su vida a combatir la peor pandemia de la historia reciente.


¿Ha tenido la oportunidad de hablar con Pablo Casado desde entonces?


No. Y creo que es mejor así.


LASe reforzó de esta polémica en el Congreso Extraordinario, obteniendo el 99% de los votos. ¿Cree que el asunto de las máscaras no fue más que una maniobra política para robarle protagonismo dentro del partido?


Es una pena que a veces la política tenga estos anteojos. Porque la verdad es otra y es que muchos de nosotros estamos haciendo todo lo posible para mejorar nuestra sociedad. Era urgente convocar ahora el congreso de mi partido en Madrid. Pasado. Ha sido renovado. Ahora queremos seguir ganándonos la confianza de los ciudadanos. Que sientan que discutir, estudiar, trabajar y salir todos los días a luchar por la defensa de las cosas buenas vale la pena.


¿Te imaginas convertirte algún día en la primera mujer presidenta del gobierno de España?


El próximo presidente del Gobierno español será Alberto Núñez Feijóo y serviré a España desde Madrid, que es la casa de todos. Pero para que una mujer sea Primera Ministra de España, tendrá que ser por sus méritos y cualidades, no por ser mujer.


Vargas Llosa la comparó con el expresidente estadounidense Ronald Reagan. ¿Qué opinas de esta comparación?


Es un honor que me comparen con él, y más viniendo de un premio Nobel como él, tan apegado a la libertad. Por otro lado, Ronald Reagan es un político al que admiro. Tanto por sus discursos como por su estilo y su política.


Carlos Moedas ya ha dicho que se identifica mucho consigo mismo. ¿Cómo puede contribuir a acercar Lisboa y Madrid el hecho de que dos líderes de la misma línea ideológica gestionen las dos capitales ibéricas?


Carlos Moedas y yo nos identificamos con la defensa de la libertad que los madrileños y lisboetas apoyamos en las urnas y que nos permite, en un momento muy importante para nuestras regiones, ser motor económico y vanguardia del progreso de nuestro país. Compartir políticas y experiencias es bueno para Portugal y España.


Como en Lisboa, el problema de la especulación inmobiliaria atraviesa a casi todas las capitales europeas. Madrid no es una excepción. ¿Qué soluciones podemos imaginar para este problema?


Todo lo contrario a lo que hace la izquierda: no regular los precios de los alquileres desde la administración, impulsar nuevos proyectos urbanísticos y no bloquearlos, respetar la propiedad privada y perseguir las ocupaciones ilegales, programas para facilitar el acceso a alquileres asequibles como estamos haciendo en Madrid con proyectos como Madrid Nuevo Norte, que actualmente es el mayor proyecto urbanístico de Europa, o incluso eliminar trabas burocráticas y liberar espacio público disponible para la construcción de viviendas.








Eufémia Veras

"Adicto a la cultura pop apasionado. Pionero orgulloso del tocino. Analista ávido. Lector certificado".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.