Después de todo, China es el quinto mayor inversor en Portugal. España la primera – Conjuntura

La inversión no proviene directamente de la economía china pero, de hecho, China es el quinto mayor inversor final en Portugal, no el noveno, como sugeriría un análisis más simple de las estadísticas sobre inversión extranjera directa. El dato fue revelado este martes por el Banco de Portugal, que ha elaborado nuevas estadísticas, y muestra que China utiliza Luxemburgo, y otros países, para realizar la mayor parte de sus inversiones en la economía portuguesa.

Mirando los datos finales de inversión de una manera más simple, considerando solo el destino inmediato de los fondos, China es el noveno mayor inversor directo en Portugal, con una participación muy pequeña de inversión extranjera directa en el país, del 2% del stock total en 2021.

Pero con las estructuras más complejas de las empresas, y la formación de multinacionales y grandes grupos, hay países donde la inversión es sólo de paso y no tiene allí su destino final. Este es el caso de gran parte de las inversiones que pasan por Luxemburgo. Nuevas estadísticas del Banco de Portugal ayudan a comprender el destino final de la inversión. En el caso de China, solo el 28% de las inversiones realizadas en Portugal provienen directamente de la economía china. El 41% de lo que invirtió en la economía portuguesa fue a través de Luxemburgo y el 22% a través de Hong Kong, nuevamente teniendo en cuenta las existencias, no los flujos.

Dada esta perspectiva de análisis, China se convierte en el quinto mayor inversor en Portugal, con el 6,8% del stock total invertido en 2021 en el país.

Mirando sectores específicos, la posición de China se vuelve aún más dominante. El 38% de las inversiones directas realizadas en el sector de la electricidad, el gas y el agua en 2021 son chinas. Francia representa el 17% y España el 7%.

España se mantiene como primer inversor del país
Incluso ajustando los flujos de inversión extranjera directa para detectar el destino final de los fondos, España sigue siendo el mayor inversor del país, aunque con una posición menos dominante en el stock total, según muestran los datos. En cuanto al sector específico de la construcción, España ocupó el 20% del stock total de inversión extranjera directa en 2021. Brasil representó el 15% en este sector y Reino Unido el 12%.

El segundo inversor es, de hecho, la propia economía portuguesa, que también recurre a terceros países para luego redirigir inversiones a Portugal. Esta estrategia se utiliza, entre otras cosas, para diversificar el riesgo, obtener beneficios fiscales y acceder a otros mercados. Portugal utiliza principalmente los Países Bajos y Luxemburgo para realizar estas operaciones.

El tercer inversor final en Portugal es Francia, que también utiliza Luxemburgo para canalizar el 28% de sus inversiones a Portugal, seguida del Reino Unido en cuarta posición. Los datos muestran que el Reino Unido ocupa una posición de liderazgo en la fabricación, lo que representa el 31% de la inversión.

Con este análisis más fino, Holanda y Luxemburgo dejan respectivamente el segundo y tercer lugar, que ocupan en el intercambio inmediato, y caen al sexto y décimo lugar en el ranking de inversores finales.

Faustino Borrego

"Especialista en web. Ninja de las redes sociales. Aficionado a la comida aficionado. Defensor del alcohol. Creador general. Gurú de la cerveza".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.