Otra ley que favorece a la provincia judicializada por Juntos por el Cambio

4

El Senado de la Nación convirtió en ley el aumento de las penas por pesca ilegal en el Atlántico Sur. La alianza opositora recurrirá a la justicia argumentando que la sesión de la Cámara Baja fue inválida.

En la sesión de ayer,  el bloque de senadores de Juntos por el Cambio, se fue del recinto en el momento de la votación, por lo que la norma fue sancionada por unanimidad de los parlamentarios presentes.

La ley  aumenta las penas por pesca ilegal y establece que la totalidad de los gastos por la captura deberán ser absorbidos por los infractores.

Para las multas se establece una unidad de valor -Unidades Pesca (UP)- que equivale al precio de un litro de combustible gasoil.

“Estamos defendiendo la soberanía argentina sobre los mares”, manifestó en el recinto Adolfo Rodriguez Saá, fundamentando el proyecto. El senador por San Luis, resaltó que la pesca ilegal tiene una  pérdida de “entre 1.000 y 2.000 millones de dólares anuales”, además de producirse “un daño ambiental, porque no tienen límites, alterar el ecosistema y depredar nuestras especies”.

En tanto, el senador Jorge Taiana sostuvo que  “la pesca es un negocio extraordinario, Argentina exporta en los últimos años alrededor de 2.000 millones de dólares, exporta mucho langostino, exporta mucho calamar, y sobre todo tiene una situación de necesidad de preservar nuestro recurso que es depredado y los británicos en las islas no hacen más que depredar los recursos”.

La ley prevé que la multa mínima sea de 1.000 Unidades Pesca y la máxima de 300.000 Unidades Pesca, cuando la infracción de que se trate sea la de pescar sin autorización de captura, carecer de una cuota individual de captura o pescar en zona de veda, la multa mínima no podrá ser inferior a 3.000 UP. Y cuando la infracción de que se trate sea la de pescar sin permiso, la multa mínima no podrá ser inferior a 500.000 UP y la máxima de 3.000.000 UP.

Cuando se trate de embarcaciones extranjeras, se habilita a retener el buque y que los gastos que eso demande correrán por parte del propietario. La norma, además, prevé que las multas por infracción no eximen de sanciones penales y/o aduaneras que pudieran corresponder.

El Atlántico Sur es el último caladero rentable y con pesca masiva del mundo. Allí pescan más de quinientos buques y cuentan con el aval de las autoridades que usurpan Malvinas.