“Nos Vamos Bastante Preocupados” ver más

2

.El gobierno de Ríos, al menos en algunas áreas, parece no superar la especie de “síndrome de la victoria electoral no prevista”- Actúan, algunos funcionarios, como si fueran otros, y no ellos, quienes tienen la responsabilidad de gestionar, de gobernar
Tal es el caso del secretario de derechos humanos. Desde la derogación de las leyes que otorgaban impunidad a los responsables del terrorismo de estado y la consecuente tramitación de los innumerables juicios a represores, los organismos defensores de los derechos humanos, pusieron ínfasis en procura de contribuir al aceleramiento de las causas, a la unificación de aquellas que tienen un mismo origen, a la protección de testigos, la exigencia de cárcel común a los condenados, etc. Pero a partir del cambio sustancial operado desde el 2003, en torno al reclamo de “juicio y castigo” a los culpables de la desaparición de miles y miles de argentinos, el robo de cerca de 500 bebís, etc., esas mismas organizaciones, o muchas de ellas, avanzaron, tambiín, en la búsqueda de la reparación de violaciones de los más elementales derechos humanos de otros compatriotas, de los que están vivos o apenas sobreviven y carecen de vivienda digna, de salud, de alimentación básica, etc. Es decir, toman a los derechos humanos, en toda su magnitud. La propia creación en ámbitos provinciales y/o municipales, de estructuras oficiales, apuntan en ese sentido. El gobierno de Fabiana Ríos, que lleva ocho meses de gestión, cuenta con esa estructura defensora de los derechos humanos, con rango de Secretaría. Su titular es Adrián Camerano. Camerano, acompañó el jueves de la semana pasada, a los miembros del Consejo Federal de Derechos Humanos en su recorrida por los asentamientos de la Margen Sur y la Unidad Penitenciaria Nº 1 de Río Grande. El funcionario provincial dijo que en la recorrida “observamos las condiciones edilicias y los sectores habilitados para la vida de los internos”. Sostuvo que las instalaciones “no tiene un sistema de cloacas suficiente y existen problemas con la temperatura del agua y con la calefacción” y que “hace falta un trabajo más profundo para arribar a soluciones definitivas” por lo que pondrá en conocimiento a la Gobernadora Ríos para que “pueda tomar las medidas del caso”. Pero no sólo eso, como si se tratara de una gestión reciín asumida, agregó que “conocemos las falencias de infraestructura del lugar, la poca oportunidad para cumplir la ley carcelaria 23660 que reglamenta la separación de los detenidos y los criterios de separación”, lo que le llevó a decir que se debería “realizar algún tipo de reforma en la construcción”. Azorado, Josí Luis Cabrera, Coordinador por la Patagonia del Consejo Federal de Derechos Humanos, dijo que “nos llamó la atención el tema de los suicidios en las cárceles”. Y, como corolario de su visita a Tierra del Fuego, dijo algo que debiera inquietar a todos los fueguinos: “nos vamos bastante preocupados”

Fuente: (consignastdf.com.ar)