martes, 02 de abril de 2013 |Hora: : :

Editorial


Los argentinos volverán a Malvinas

Fecha Publicación: 02/04/2013  00:45  
Compartir


¿Fue ineptitud? ¿”Enamoramiento” del ferviente apoyo popular? ¿Realmente se pensó que a pesar de la reconocida precariedad de pertrechos de las tropas argentinas se podía derrotar militarmente al imperio más antiguo qué aún queda en pie? Tal vez, la afirmación como respuestas a esos interrogantes sea correcta• Pero no alcanza para comprender la derrota• Ni aún alcanza el lapidario “Informe Ratenbach”, ahora desclasificado y puesto a disposición de todos los argentinos por decisión de CristinaEl gobierno que tomó la decisión de la aventura bélica, había surgido de la ilegalidad tras un golpe de Estado y ejercía el poder basado en las llamadas “actas institucionales” que pretendían tener mayor estatus jurídico que la propia Constitución NacionalPero no sólo era ilegítimoEnancado en un sentimiento casi bicentenario de la inmensa mayoría de los argentinos pretendió, ese gobierno usurpador de la voluntad popular, perpetuarse en el poder y seguir entregando el país a los centros financieros extranjeros y los grupos económicos nativos- - - - - -


La decisión de retomar Malvinas por la vía militar fue adoptada por la junta de comandantes de las Fuerzas Armadas- Eran los mismos que sembraron el terror en cada barrio, en cada calle, en cada colegio y universidad de la Argentina desde el 24 de marzo de 1976• Eran los mismos que torturaron y mandaron a torturar, a violar, a robar, a apropiarse de bebés nacidos en campos de concentración• Es que, formados militarmente en la llamada “doctrina de la seguridad nacional” -aquella que sostiene que el enemigo de la patria está fronteras adentro- no podían comportarse de otra manera• Emblemático resulta el genocida Alfredo Astiz -entrenado para matar, según sus propias declaraciones- que se rindió ante soldados ingleses sin disparar un solo tiro, pero fue eficaz para secuestrar a las monjas francesas y a madres que comenzaban a realizar las rondas en Plaza de Mayo

En esa actitud, en esa formación militar se explicaría, también, las denuncias sobre torturas sufridas por conscriptos que combatieron en Malvinas, a manos de sus superiores

¡Qué diferencia con aquel ejército sanmartiniano que batalló por la primera independencia en el siglo XIX! cuando el Gran Capitán solicitaba a quien obraba de presidente de la República -el empleado de la banca inglesa Bernardino Rivadavia- otorgarles la libertad a los esclavos negros que combatían en el Ejército de los Andes para poder ascenderlos en la jerarquía militar por su bravío desempeño en el frente de batalla

Es verdad que hubo, en Malvinas, oficiales y suboficiales -ni que hablar de soldados conscriptos- que dieron muestras contundentes de valor y coraje• A ellos, muertos y sobrevivientes, el pueblo argentino debe rendirles honores y tomarlos como ejemplos

En la aventura bélica del año 1982 la bandera celeste y blanca flameó setenta y tres días y murieron seiscientos cuarenta y nueve efectivos de las distintas fuerzas, a los que habría que agregarle una cantidad similar de suicidios tras el conflicto

En 1833, a meses de producida la usurpación pirata en Malvinas, un hijo de la Patria -entrerriano para más datos- que trabajaba de peón rural en una estancia de las Islas, junto a un puñado de gauchos también argentinos, pasaron a degüello a los soldados ingleses destacados en el Archipiélago y procedieron a arriar la bandera británica e izar la celeste y blanca, que flameó en ese rincón de Patria hasta los primeros días de 1834, cuando dos embarcaciones piratas retoman el control de las islas y apresan al gaucho Antonio Rivero -de él se trata- y a sus compañeros

Ciento veintiséis días flameó la enseña Patria bajo cielo malvinense sin derramar una sola gota de sangre argentina.
Más acá en el tiempo, durante la dictadura del general Onganía y en momentos en que visitaba el país un integrante de la realeza británica, un grupo de jóvenes al mando de Dardo Cabo, desvió un avión haciéndolo aterrizar en suelo malvinense y bajo ese cielo, también flameó la bandera argentina, esta vez por treinta y seis horas. Quienes protagonizaron el Operativo Cóndor -así llamaron a la acción- fueron entregados, luego de deponer la actitud, a las autoridades argentinas quienes acusaron a “los cóndores” de “cometer actos de piratería” entre otros cargos.
Las comparaciones, las más de las veces, suelen ser odiosas, pero. . . . . .
Pero la historia, si se interpreta correctamente, ofrece enseñanzas contundentes. No hubo ni habrá ejército victorioso desprovisto de pueblo, menos aún si ese ejército sojuzga y humilla a ese pueblo.
El General San Martín prefirió el exilio antes de reprimir a las masas del interior empobrecidas por las políticas rivadavianas. En ese espíritu, con esos valores, deben regirse las fuerzas armadas.
Hoy, la Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas argentinas, está conduciendo la batalla por la recuperación de Malvinas. Por la vía diplomática y de negociaciones. Con la firmeza y decisión de una patriota ejemplar. Subordinada a esos valores sanmartinianos. Porque la lucha por la inclusión social, por más y mejor trabajo para todos los argentinos, las políticas para lograr una justa distribución de la riqueza va de la mano a la lucha por la segunda independencia y la finalización de uno de los pocos enclaves coloniales que aún persisten en pleno siglo veintiuno.
Por Néstor antes y por Cristina ahora, Argentina se mira como integrante de una comunidad que la contiene. Y es esa, la Patria Grande americana la que, retomando las mejores tradiciones de unidad de los Pueblos del Sur, ha comprendido que la usurpación pirata en Malvinas es, a la vez, una usurpación a su propio territorio.
Por eso, los argentinos volverán más temprano que tarde a Malvinas porque ahora es una Causa de toda América Latina.

 (csg)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter



     

CONSIGNASTDF
E-mail:contacto@consignastdf.com.ar
Usuhaia - Tierra del Fuego - Antártida e Islas del Atlántico Sur
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados
 Hoy: 7639