viernes, 09 de noviembre de 2012 |Hora: : :

Editorial


Casi 39 millones y medio de argentinos no participaron del cacerolazo

Fecha Publicación: 09/11/2012  07:33  
Compartir


Según informó la Policía Federal, en la Capital federal fueron doscientas cincuenta mil las personas que participaron del cacerolazo “espontáneo”, organizado por todo el arco opositor al gobierno nacional- En tanto, la Policía Metropolitana, creada por el actual jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, estimó la concurrencia en quinientos cincuenta milSi se presume de interesadas a las dos versiones y se toma un término medio para determinar la asistencia a la concentración del llamado 8N, el número ascendería a cuatrocientos mil los hombres y mujeres porteños que participaronSi a ello se le suman las personas que se manifestaron en las principales ciudades del interior del país, y tomando también un promedio, dada la disparidad en los informes que dan cuenta de la cantidad de asistentes (por caso la ciudad de Córdoba, que va de entre 20 y 40 mil), el total de ciudadanos que asistieron a lo largo y ancho del país al cacerolazo sería de, aproximadamente, seiscientos mil argentinos- Lo que significaría, apenas, un 1,5 % sobre los poco más de cuarenta millones de argentinos que habitan el país- - - - -

Llamó la atención que, a pesar de haber organizado y convocado abiertamente al cacerolazo, los partidos de oposición y entidades como la Sociedad Rural no asistieron formalmente. Tampoco lo hicieron sus principales dirigentes, que fogonearon en particular, los últimos días y horas.
Ni Macri, Carrió, Barrionuevo, Biolcatti y compañía se hicieron presentes. Tiraron la piedra y escondieron la mano. Exhibiendo una vez más, la cobardía acostumbrada.
Es que armaron esta concentración, espantados por que el gobierno nacional, hace poco más de un año fue ratificado con el aval de más del 54% de los votos, reafirmando, así, el rumbo adoptado desde el 2003. Ante ese contundente dato de la realidad, la oposición no logró articular una estrategia común que le permitiera siquiera esbozar un proyecto alternativo, al defensor de los interese nacionales y populares conducido por Cristina Fernández de Kirchner.
Fueron una vez más, los dirigentes de la oposición, la claque con que los dueños del Grupo Clarín (con Héctor Magnetto a la cabeza) intentaron limar el poder presidencial y hacerle torcer el brazo a Cristina y seguir incumpliendo con la ley de Servicios Audiovisuales que los obliga a efectuar las desinversiones correspondientes para adecuarse a esa normativa, cuyo plazo vence el próximo 7 de diciembre.
Triste papel, la de la oposición, que se supone son la alternativa de gobierno con vistas al 2015.
El cacerolazo del 8N, sólo servirá para el regocijo de Magnetto y compañía que, con el poder mediático del que disponen, multiplicará a los asistentes al mismo y exhibirá a sus políticos amanuenses, en todos y cada uno de los sets de televisión, repitiendo consignas vacías y desarticuladas.
Mientras, millones de argentinos que no tienen miedo, que piensan en pesos y no en “verdes ilusiones”, que trabajan contentos porque llevan a diario el pan a sus casas conseguido, ahora sí, con el sudor de su frente, seguirán forjando la riqueza producida por el país con la seguridad que, desde el 2003, se distribuye con mayor equidad.

 (csg)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter



     

CONSIGNASTDF
E-mail:contacto@consignastdf.com.ar
Usuhaia - Tierra del Fuego - Antártida e Islas del Atlántico Sur
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados
 Hoy: 7297