lunes, 14 de julio de 2008 |Hora: : :

Identidad

Historias de Tierra del Fuego
Popper un Personaje de Novela

Fecha Publicación: 14/07/2008  23:57  
Compartir


¿Fue Popper un aventurero? ¿Un fabulador? ¿Una persona insaciable de poder y dinero? ¿Significó una avanzada para la instauración de una región poblada por judíos, como dejan entrever algunos investigadores? ¿Un despiadado cazador de selk`nam?¿ O su “mala imagen” en esta zona, se debió a un eventual enfrentamiento con los primeros ganaderos, quienes veían en él, a un feroz competidor capaz de arrebatarles delante de sus narices, la única arma que los haría económicamente poderosos: la posesión de tierras? O, tal vez, esa mala imagen ¿se podría imputar a los entonces residentes de Punta Arenas?, por haber tomado, Popper, partido por la defensa de los intereses argentinos en ésta región austral- Aunque, puede ser cierto, que tal actitud, se debiera por simple especulación, por parte de éste audaz rumano--------

Estos y muchos otros interrogantes caben plantearse en torno a este hombre, que, sin duda, dejó huellas más que interesantes, en la joven historia institucional de la Tierra del Fuego.
Mucho se ha dicho, escrito y especulado, en torno a Popper. Y se lo sigue haciendo.
El misterio rodea aún, después de más de cien años de su prematura muerte, a este hombre que cautivó a intelectuales, políticos y empresarios de la Buenos Aires de fines del siglo diecinueve.
No es la intención desmenuzar la información disponible en torno a Julio Popper. Tampoco lo es, el llegar a conclusiones definitivas a cerca de sus verdaderas intenciones. El propósito sólo es, comenzar a transitar el conocimiento sobre hechos que lo tuvieron como protagonista.
Julio Popper, de padres judios, había nacido en Rumania en mil ochocientos cincuenta y siete. Por el año mil ochocientos ochenta y cinco, recala en Buenos Aires. Previamente, había estado en los más diversos lugares del planeta : Turquía y Egipto; India, China y Japón; Siberia, Alaska y Canadá. Luego, Estados Unidos de Norteamérica, Cuba, México y, finalmente Brasil. Mucho antes, en París, cursó sus estudios superiores, obteniendo el título de ingeniero en minas.
De espíritu inquieto y carácter firme, Popper era también, un intelectual y fogoso emprendedor, cuya mente, parece ser, no descansaba un instante, pergeñando proyectos, y describiéndolos hasta en los más mínimos detalles.

Así, no sólo proyectó, y ejecutó, la búsqueda de oro en Tierra del Fuego, si no que además propuso la instalación “de una línea telegráfica que arrancará desde Viedma y seguirá por la costa del Atlántico hasta el Cabo Vírgenes, y desde el Cabo Espíritu Santo hasta el Estrecho de Le Maire, terminando en la Bahía Buen Suceso”,además de estaciones meteorológicas en distintos puntos y faros; planteó el desarrollo intensivo del ganado ovino, siendo él, el primero en introducirlo en la isla; diseñó, también, la creación de un pueblo en inmediaciones de la Bahía San Sebastián, que estaría “llamado a ocupar un rango importante entre los centros marítimos, mercantiles e industriales de la República”.

Con minuciosidad, a cada paso, mientras exploraba la isla, describía uno a uno los accidentes topográficos que sorteaba, a los cuales bautizaba. Muchos de ellos conservan aún, el nombre por él designado.
Este joven rumano, se integró, rápidamente, a los círculos porteños más selectos. Se movía en ellos, con la misma solvencia con que soportaba las inclemencias del tiempo en estas latitudes, o las penurias por las que atravesaba junto a los obreros que lo acompañaban.
Capaz de deslumbrar, y convencer, a un auditorio que, con asombro y admiración, seguía, atento, su conferencia en el Instituto Geográfico Argentino; capaz era, también, de organizar una milicia con sus mismos obreros, para defender sus intereses, muchas veces amenazados, por insistentes buscadores de oro, provenientes de Punta Arenas.
Acusado de pretender adueñarse de vastas extensiones de tierra fueguina, no dudó un instante en cargar contra Paz y Cornero, primer y segundo gobernador del entonces Territorio Nacional;quienes, a raíz de ese enfrentamiento, perdieron sus cargos al frente de la administración territorial. Lo que habla a las claras, las influencias que Popper tenía en los círculos de poder, en la Buenos Aires de fines del siglo diecinueve.
Sin ser héroe, tampoco se nos ocurre villano.
Si hubo extralimitaciones en su proceder, si abusó de su influencia en la Capital Federal, vale como atenuante, los condicionamientos de la época: una argentina que, diseñada por la llamada generación del ochenta, extendía las “fronteras agropecuarias” (conquista del desierto) a fuerza del exterminio de los pueblos originarios de las pampas y la patagonia; ideando, además, una argentina europeizada, plagada a lo ancho y largo de la extensión territorial, de trabajadores venidos del viejo continente.
También, por esos años, más precisamente en mil ochocientos ochenta y uno, se establece, mediante el Tratado respectivo, los límites con la República hermana de Chile. Antes e inmediatamente después de ese año, era práctica diaria de los buscadores de oro puntarenenses, hacer caso omiso de aquella trabajosa tarea que tuvo por fin, la divisoria de límites. Razón por la cual, resulta obvia, conociendo el temperamento de Popper, la reacción de éste, repeliendo, lo que consideraba una intromisión de extranjeros, en sus instalaciones auríferas ubicadas en jurisdicción argentina.

Conviene recordar a Popper, con su incansable deseo de proyectar el futuro para tierra del fuego, sobre todo hoy, que parece ser, que hay pocas ideas respecto a qué debe hacerse con la provincia.

 (consignas)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter



     

CONSIGNASTDF
E-mail:contacto@consignastdf.com.ar
Usuhaia - Tierra del Fuego - Antártida e Islas del Atlántico Sur
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados
 Hoy: 4360