martes, 27 de mayo de 2008 |Hora: : :

Identidad

Pueblo originario fueguino
Los Yámanas

Fecha Publicación: 27/05/2008  01:15  
Compartir


Las distintas versiones que circulan, acerca de los hechos ocurridos a partir de la presencia del hombre “blanco” en esta zona austral, en general, son coincidentes en afirmar que la decisión de “civilizar” al pueblo yámana, fue tomada por una motivación de tipo altruista, a los fines de mejorar la calidad de vida de quienes vivían en un estado pleno de “salvajismo” Así planteado, deberíamos agradecerles a aquellos hombres cuyos designios cuasi divinos, fueron el irradiar en todos los rincones del planeta, el ascetismo y las buenas costumbres Las muertes por enfermedades desconocidas, la imposición de un dios ajeno, el menosprecio por la vida simple y práctica del pueblo canoero, pasan a ser “daños colaterales”, el precio que deben pagar etnias “inferiores” que sucumben ante la prepotencia de quienes creen ser dueños de todo cuanto hay en la tierra, intermediarios entre los pecadores terrenales y la felicidad eterna, depositarios de los valores más sublimes de la humanidad En síntesis, conquistadores que imponen todo, cultura, religión, divisiones sociales, relaciones económicas y lengua a los pueblos dominados - - - - - - - -

Aquellas mismas versiones, más allá de los diferentes matices, hablan de un caso emblemático en la relación dominador dominado.
La historia de Jimmy Button, es sumamente interesante, por cuanto en ella, aparecen mecanismos de sometimiento que, aún hoy, son puestos en práctica por los grandes centros de poder económicos mundiales.
Este jóven yámana, cuya vida transcurría entre un frondoso bosque de lengas y las frías aguas del canal Beagle, fue exhibido en Inglaterra, como un semihumano, al que había que domesticar, educar y evangelizar, y al devolverlo a su gente, se suponía, iba a producirse un efecto multiplicador, y así, en un tiempo, los yámanas no sólo hablarían inglés, si no también, pensarían en inglés, tal como sucedió con otros pueblos colonizados.
Pero la complacencia y la buena predisposición mostrada en todo momento por Jimmy Button, tenía un límite. Es que, las pautas culturales firmemente arraigadas, suelen ser más fuertes que los cantos de sirenas que nos aseguran felicidad eterna, liberados de todo mal. Los pueblos que son avasallados, en cualquiera de las formas, sutiles o violentas, siempre resisten. Muchas veces en silencio. Pero hasta el último aliento, resisten.


 (csg)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter



     

CONSIGNASTDF
E-mail:contacto@consignastdf.com.ar
Usuhaia - Tierra del Fuego - Antártida e Islas del Atlántico Sur
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados
 Hoy: 4364