martes, 01 de julio de 2014 |Hora: : :

Editorial


A cuarenta años ¡Perón más Vivo que nunca!

Fecha Publicación: 01/07/2014  07:42  
Compartir


Hace cuarenta años corazones de millones de argentinos se paralizaban y a los jóvenes, dispuestos a darlo todo por construir una Nueva Argentina, los invadía sensaciones de orfandad- En vano se alegraron los saqueadores y apropiadores de la tierra y el sudor de los argentinos- Hay nuevos jóvenes soldados de su Causa y una Jefa con visión estratégica del nuevo momento histórico del movimiento nacional y popular“La historia prueba que cuando los grandes y los fuertes han necesitado comida y materias primas salieron a buscarlas donde estén, por las buenas o por las malas”, señaló Perón- Hoy los buitres vienen por ellos- - - -

El 1 de julio de 1974 se detuvo el tiempo- Millones de corazones paralizaban sus latidos, se nublaban de lágrimas los ojos de los trabajadores que habían vividos los días más felices en su niñez y a multitudes de jóvenes les invadía una sensación de orfandad- Es que la Patria había puesto en el hombre, sus esperanzas- Y ese hombre era un gigante- Por eso, los saqueadores y apropiadores de la tierra, del sudor y el pan de los argentinos festejaban su partida- Pero se equivocaron- El hombre está vivo, ¡y, hoy, más vivo que nunca!- Es que ese hombre, ese gigante, ¡Mi General! -al decir de Hugo Chávez Frías- cuenta con nuevos jóvenes soldados de su causa, con los humildes de la Patria que siguen avivando la llama de justicia social encendida por Evita. Y cuenta, también, con la Jefa estratégica de esta etapa nueva de ese movimiento nacional, popular, revolucionario y latinoamericanista que es el peronismo. Esa Jefa que, inexorablemente, va a desplumar a esas aves rapaces que, con meridiana claridad, Mi General los denunciara en aquel discurso pronunciado en la Confederación General del Trabajo, el 30 de Julio de 1973: “…..ellos -los yanquis- se están quedando sin materias primas y están queriendo conservar como países satélites a aquellos que tengan las grandes reservas de comida y materias primas”. Ese es el rol que juegan los llamados fondos buitres. Hace pocas horas lo ratificó la Jefa: “los que revolotean, no revolotean únicamente sobre las finanzas, revolotean también sobre los recursos naturales”.
En aquel discurso, ese hombre, ese gigante, Mi General es categórico. Tras afirmar que tras el reparto mundial entre los que devinieron poderosos luego de la gran guerra, Argentina y los países de la región “caímos bajo la férula del imperialismo yanqui”, señala lo que vendría después: “la historia prueba que cuando los grandes y los fuertes han necesitado ambas cosas, -comida y recursos naturales- salieron a buscarlas donde estén, por las buenas o por las malas”.
Y narra un ejemplo concreto: “en Medio Oriente -en 1973- amenazaron a Estados Unidos con cerrarle el grifo del petróleo” y pregunta: ¿Cómo contestó Estados Unidos?. La respuesta resulta obvia: “El Senado de Estados Unidos contestó que si eso hacían los árabes, Estados Unidos ocuparía el Medio Oriente”. Y Perón termina asegurando: “¡lo van a hacer también con nosotros el día en que necesiten y no tengan!”.
También pone en clave el principal requisito para resolver esa tremenda amenaza en cierne: la unidad latinoamericana: “En 1948 realizamos un tratado de complementación económica en Chile, buscando crear la comunidad económica latinoamericana, que pusiera en paralelo nuestros intereses y uniera nuestros países. Tuvimos mucho éxito inicialmente; casi todos los países latinoamericanos, excepto los cipayos conocidos, se unieron y adhirieron a ese tratado de complementación económica”. Pero esa experiencia fracasó porque el imperialismo yanqui no permitió a estos países unirse, y “ha estado luchando siempre por separarlos y enfrentarlos entre sí, a fin de que esa unidad no se produzca”.
A cuarenta años, con la CELAC, UNASUR y el MERCOSUR se retoma esa imperiosa necesidad de unidad frente a los que “revolotean”. Y en ese aspecto, mucho tienen que ver el Pingüino y la Jefa.
En aquel discurso, dado a casi un año de su pase a la inmortalidad, ese hombre también guió el accionar al interior de Argentina para enfrentar tales adversidades: “Trabajar hoy por la felicidad del hermano vecino es trabajar también por la felicidad de todos los demás”. La Patria es el otro, al decir de Cristina.
Pensamiento y ejemplo, decisión por vivir con dignidad, es el legado de Perón. Y su heredero, el Pueblo argentino sabe, en momentos cruciales de la historia, darle vida y corporizarlo.
Es que Perón no ha muerto. Sigue viviendo en cada trabajador, en cada humilde, en cada joven que levanta como Bandera la Justicia Social y la Independencia de la Patria. Su corazón sigue latiendo en cada calle, en cada plaza, que son testigos que albergan la continuidad de las luchas por la emancipación nacional.
Perón no ha muerto, porque la dignidad del Pueblo argentino se ha puesto, nuevamente, de pie y lo lleva, junto a Evita, como Bandera a la Victoria.-

 (csg)

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter



     

CONSIGNASTDF
E-mail:contacto@consignastdf.com.ar
Usuhaia - Tierra del Fuego - Antártida e Islas del Atlántico Sur
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados
 Hoy: 7081